Ya está aquí el buen tiempo y en unos días apetecerá un chapuzón de vez en cuando así que aprovechando que estos días estamos construyendo dos piscinas y proyectando otra hemos querido crear esta entrada en el blog para mostrar el proceso de construcción.

La construcción de una piscina a primera vista puede parecer sencillo pero conlleva una serie de pasos que hay que saber para no tener problemas durante el proceso.
Por supuesto el primer punto es la ubicación de la piscina, hay que tener en cuenta el sol y la incidencia de posibles sombras de lo que tengamos alrededor.
Pero vamos paso a paso. En este caso son piscinas de hormigón proyectado, aunque hay otras formas de ejecutarla esta es una de las que ofrece mayor seguridad al paso del tiempo.
Como he comentado antes lo primero es la realización del proyecto de la piscina donde se tendrán en cuenta las leyes de la zona en la que nos encontremos como distancias de agua con vecinos, cotas, el diseño y la ubicación de ésta y una vez decidido empezaremos acotando el terreno con los planos sobre la mesa.

Con la acotación sobre el terreno una máquina mixta realizará la excavación del vaso de la piscina y posteriormente prepararemos el terreno muy bien ya que deberá soportar el peso de nuestra piscina, si es necesario se compactará la base y se actuará de forma que el resultado sea un soporte de confianza para poder trabajar.

El siguiente paso sería construir el perímetro de la piscina con la forma que queramos darle, ya sea en forma de riñón, cuadrada, rectangular… en nuestro caso haremos una piscina de 4 x 8 con escalera romana y otra de 3×4.

Colocaremos la estructura de hierro que junto con el hormigón darán consistencia al vaso de la piscina. En este momento instalaremos todo el sistema de desagües e impulsión del equipo de filtración que después quedará dentro del vaso de la piscina. Opcionalmente podemos protejer la piscina con la conocida huevera o lámina de nódulos y el geotextil para evitar la proliferación de raices hacia el vaso de la piscina.

Proyección del hormigón húmedo

Con la estructura de la piscina y todas las preinstalaciones en su sitio, vamos a darle a la piscina la consistencia y firmeza definitiva mediante el gunitado. Con una manguera proyectamos el hormigón húmedo sobre paredes y suelo, el cual una vez seco dará a la piscina toda su consistencia.

Elementos finales de la piscina
El siguiente paso sería el de terminar de construir la caseta de depuración que habíamos perimetrado al principio junto a la piscina. Para ello se deberá haber tenido en cuenta las cotas del agua, ya que este tipo de bombas trabajan siempre con agua, puede ser una caseta de obra o colocar una ya preparada para este fin, en nuestro caso será lo que haremos. Deberá de constar como mínimo de una bomba de agua y de un filtro para la correcta depuración mecánica del agua de la piscina.

Para la correcta instalación deberán ser llevados a cabo por expertos en fontanería y electricidad, para dejar a punto el sistema.

La piscina ya está prácticamente terminada, ya solo falta la parte del aspecto, en nuestro caso las vamos a revestir de gresite a petición de los clientes.
Finalmente colocamos los elementos decorativos (rejilla del rebosadero, en su caso, escaleras de acceso o barandillas metálicas, iluminación, etc…)